Isla del Sol en Bolivia sin tour

Cuando empecé a planear mi Itinerario por Bolivia tenía claro que la isla del Sol era una parada obligatoria, especialmente si era la primera vez que visitaba tierras bolivianas.

La Isla del Sol está ubicada en Copacabana, un pueblito turístico al lado del lago Titicaca (el lago navegable más alto del mundo), Copacabana es la opción mas bonita para cruzar de Perú a Bolivia y también el punto de partida para visitar la isla del Sol.

Te dejo todos los datos para que puedas conocer este increíble lugar de manera libre.

Puede ser un poco confuso entender cuál es la mejor manera de conocer la Isla del Sol. Es más, yo no tenía nada planeado hasta que llegué a Copacabana y compré el pasaje hacia la isla. Al llegar al pueblo tienes miles de opciones donde comprarlo, puedes tomar un tour (hay muchos jaladores que te lo ofrecen), también puedes quedarte a dormir en la isla, o simplemente comprar como yo el boleto de ida y vuelta en el puerto para el día siguiente, el bote sale a las 8:30 am y regresa a las 3:00 pm desde la isla del sol. Al principio me dije: “que voy a hacer tanto tiempo en la isla”, pero que equivocada estaba, con las justas me alcanzó tiempo para tomar el bote de regreso (y me hubiera encantado quedarme mas tiempo).

Otra opción es contratar un tour desde la Paz (puede ser un full day o dos días)

¿Con o sin guía?

Recuerdo lo emocionada que estaba en el barco hasta que me vi rodeada de turistas y una persona local que nos explicaba un poco del lugar. Claramente yo no había contratado ningún tour así que me pareció muy extraño hasta que, ¡pum!, el local dijo la palabra mágica:” la entrada a la isla es de 10 bolivianos y también pueden contratar un guía”. Obviamente se lució con su forma de convencer a los turistas, por mi parte entendí que contratar un guía local era una forma de colaborar con la comunidad que viven plenamente del turismo.

Les voy a dar mi opinión: si tu plan es ir tranquilo, tomar fotos de lugar y estás acostumbrado a viajar libremente no es necesario tomar el guía, no hay muchas ruinas para ver ni explicar y, si quieres conocer un poco más la historia de la isla, puedes buscarlo por internet (es una historia muy linda la leyenda de Manco Capac y Mama Ocllo).

Yo tomé el guía para poder contarles si valía la pena o no, y me decepcioné. No me explicaron casi nada y el local habló casi todo el rato en inglés, simplemente sentí que nos enseñó el camino para no perdernos (porque la isla es grande) y hubo una demostración de un chamán que hizo un ritual para darnos buenas energías.

Ah y también me separé del grupo un montón de veces para tomar fotos tranquilamente e ir mas despacio, definitivamente creo que los tours no es mi estilo de viaje.

Qué ver en la Isla del Sol​

Ya había leído sobre algunos conflictos que había entre las comunidades de la isla del Sol, por ese motivo solo es posible conocer la comunidad de Yumani (ósea la zona Sur de la Isla), también pregunté si se podía ir a la Isla de la Luna y me contestaron que no había gente y no se podía ir con pocas personas (ehh… no quedé muy convencida).

La ruta empieza en el sitio arqueológico de Pilkokaina, luego subir hasta el mirador Pallakasa (pueblo de Yumani), pasar por la fuente de las Tres Aguas y terminar en la escalera del inca para tomar el barco de regreso.

Sitio arqueológico de Pilkokaina

El “tour” empieza aquí, conociendo este sitio arqueológico, sus paredes, hechas de piedra unida con mortero de barro, se abren varios nichos trapezoidales que sirvieron como altares para las “wakas” (figuras sagradas). Tenía la expectativa de aprender mucho mas de este sitio pero la visita fue rápida, luego de estas ruinas, empiezas a subir y subir, así que anda a tu ritmo.

Mirador Pallakasa

Esta es la parte mas alta para admirar el Titicaca, si quieres las vistas más impresionantes, tienes que llegar hasta aquí. No todas las personas del grupo quisieron subir por el cansancio, pero te recomiendo hacerlo. Luego puedes aprovechar para almorzar en el pueblo de Yumani. Para no perderte sólo tienes que seguir el camino que va hacia arriba.

Fuente de las Tres Aguas

Esta fuente la encuentras casi en el último tramo, es la conocida como “la fuente de la juventud”. Obviamente tuve que probarla.

La Escalera del Inca

Que suerte haber bajado por las escaleras y no al revés. Las personas que subían por estas escaleras prehispánicas reflejaban que la estaban pasando fatal; debió ser agotador. Al inicio de las escaleras puedes ver las estatuas de Manco Capac y Mama Ocllo, desde aquí salen los botes de regreso a Copacabana.

Todo el camino es increíble. Es un lugar que te transmite mucha tranquilidad. Aprovecha para leer, escribir, tomar fotos, anda a tu ritmo y disfrutar No olvides llevar bastante agua y algo para comer en el camino.

Duerme en la Isla del Sol

Mi primer error en el viaje: hasta ahora no puedo creer por qué no se me ocurrió dormir en la Isla del Sol, quizás porque pensé que era muy caro, pero ¡uff!, me hubiera encantado sentir la experiencia de despertarme con esas vistas increíbles del lago Titicaca, hubiera valido completamente la pena, aparte escuché que no era muy caro quedarse ahí. Me ha quedado pendiente para la próxima visita.

Si vas a quedarte ahí te recomiendo negociar el precio en el mismo pueblo de Yumani (en la parte de arriba), o irte a la segura reservando por Booking o Airbnb.

Almuerza con la mejor vista

¡LLegó la hora del almuerzo!, alegría para todos menos para mí cuando abrí la carta en el restaurante donde el guía nos había llevado, 35 bolivianos el menú, y llego el dilema del día: Gastar 35 bolivianos o esperar regresar a Copacabana para comer un menú de 15 bolivianos.

Ok, las vistas desde los restaurantes son espectaculares, no puedo negar que por un momento quería sentirme como un turista y tomarme mi chela frente al titicaca, pero iba de plan mochilero y no me podía permitir gastar ese dinero.

Si tú puedes permitírtelo, no lo dudes. Almorzar con esta vista no tiene precio. Anda a la segura, te recomiendo probar la trucha.

Presupuesto final

  • Isla del Sol ida y vuelta: 30 bolivianos

  • Entrada a la Isla del Sol: 10 bolivianos

  • Coca-Cola: 10 bolivianos (te recomiendo almorzar y admirar los paisajes)

  • Agua: 7 bolivianos (importante para la caminata. También puedes llevar algo para comer)

  • Guía: 30 bolivianos (incluye la entrada, pero es opcional)

  • Hospedaje: debe ser maravilloso despertar en esta isla, te recomiendo quedarte una noche, yo lo dejo pendiente para mi próxima visita (opcional)

El presupuesto depende mucho de tu estilo de viaje, de todas maneras es muy barato conocer la isla del Sol, un lugar que sí o sí tienes que agregar a tu  Itinerario por Bolivia.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *