5 consejos para mochilear por la Patagonia

Ya pasaron tres años desde mi viaje a la Patagonia. Puedo decir que mochilear por la patagonia fue el mejor viaje de mi vida hasta ahora, además de ser todo un reto para mí; todo fue tan impredecible, no tenía los equipos necesarios, tampoco mucha información y menos dinero ja ja, pero lo que me sobraban eran las ganas de cumplir el sueño de conocer la Patagonia y llegar hasta Ushuaia, la ciudad más austral del mundo, y recuerdo que para animarme me decía a mi misma: Tiara, si no es ahora, no es nunca… y fue la mejor decisión.

Si ha rondado por tu cabeza la idea de mochilear por la Patagonia, en este post te dejo 5 consejos que me hubiera encantado leer antes de aventurarme.

El primer obstáculo que tendrás para iniciar tu viaje será el equipamiento, y pensaras que vas a necesitar la mejor ropa de marca, el mejor zapato de trekking, todo impermeable, el saco de dormir más caro, esa carpa de 4 estaciones que te estuvo coqueteando desde que entraste a la tienda y muchas cosas más.

Si vas a pensar de esa manera te vas a desanimar y postergar el viaje. Hoy quiero decirte que no necesitas eso.

Viaja con lo que tengas y compra lo necesario. En lo único que invertí fue en un buen saco de dormir y una carpa 3 estaciones porque no iba a dormir ni un día en hostel, así que una carpa de playa no me servía.

Tampoco necesitas comprar todo nuevo, en facebook puedes encontrar personas que venden sus cosas casi nuevas a un buen precio.

En la ropa no invertí casi nada. Viajé con lo que tenía en mi closet, agarre la casaca más abrigadora y mis zapatillas de trekking, no use nada impermeable,  pero el clima de la Patagonia es una locura, en 10 minutos puedes tener frio, calor, caer lluvia, viento, etc. Si puedes invertir en una casaca impermeable, entonces no lo dudes, y si no, pues no pasa nada.

Haz una lista de las cosas que necesitarás y compra las cosas que sean 100% necesarias y que sabes que utilizarás más adelante para que sea una buena inversión. Comprar equipamiento y ropa nueva de marca no es la única opción.

Viaja con carpa

Algo que tenía bien claro antes de hacer este viaje era que no iba a poder pagar un hostel todos los días (mejor dicho, nunca), ya que los alojamientos son muy caros y estaban fuera de mi presupuesto, inclusive los campings. Si vas a hacer un viaje largo (más de dos semanas) te aconsejo invertir en una buena carpa, una de 3 estaciones es perfecto, no olvides que tu carpa será tu casa en todo el viaje, dormir con la carpa inundada o mojada y muerta de frío es la peor experiencia que puedes tener.

Puedes acampar gratis cerca a lagos o pedir a las personas que te dejen armar tu carpa en su patio, las personas son muy amables y no dudan en ayudarte. Sé amable y pierde la vergüenza.

A veces me funcionó usar Couchsurfing, pero especialmente usé la app iOVERLANDER y MAPS.ME, la primera es un mapa de todo el mundo donde otros viajeros van marcando lugares en los que se puede acampar (tanto con carpa como con auto). En cada publicación muestran las coordenadas del lugar y puedes leer si es un camping de pago o gratuito y qué servicios tiene (WiFi, baños, mesas, duchas, etc.). A veces algunos viajeros suben una breve descripción del lugar y fotos, y lo mejor es que funciona sin Internet. No olvides agregar los lugares nuevos que has encontrado, la idea es colaborar entre todos. La segunda es un mapa que nos ayuda a obtener indicaciones de rutas en cualquier parte del mundo sin conexión a Internet (debes descargar primero los mapas que necesitas con Internet).

Anímate a hacer autostop

¡Anímate! La Patagonia es el lugar perfecto para comenzar y aprender a hacer dedo, es muy fácil y seguro, aparte en el viaje te darás cuenta de que no serás el único loco(a) que lo haga, hay muchos mochileros viajando de esta manera. Te recuerdo que en la Patagonia hay pocos buses y son caros, así que hacer austostop es la mejor opción. No lo hagas solo por el dinero que te vas a ahorrar, sino por las grandes experiencias que vas a tener.

Solo ten en cuenta que a veces hay que recorrer distancias grandes. Sal a hacer dedo temprano y no quites los autos a otros mochileros, eso se ve mal.

Tener un letrero con el lugar a donde vas y una sonrisa son la clave.

Cocina en cualquier momento

Llevar una cocinilla a mi viaje fue la mejor decisión, porque tuve la libertad de poder cocinarme en cualquier momento y de forma barata. Compra solo lo necesario porque vas a tener que llevarlo en tu mochila y cargarlo. Algunas opciones que puedes comprar son fideos, atún, enlatados, salsas, pan, cereal, etc.

El café nunca faltaba en mi mochila, porque con el frío que hace en la Patagonia un cafecito siempre es ideal.

Yo usé una cocinilla pequeña de la marca Doite, lo que me gustó es que es compacta y fácil de usarlo, te recomiendo comprar el gas en Santiago, es más barato que en el Sur, ten en cuenta que lo vas a usar seguido así que compra varios balones,

No olvides de llevar cuchara, tenedor, cuchillo, taza, una olla pequeña y encendedor, todo eso puedes conseguirlo en alguna tienda de camping.

Mochilear por la patagonia sin planes

Soy de las personas que dejan fluir el viaje, a la aventura como se dice, pero en este viaje intenté planear un poco mi ruta, el presupuesto y los días que iba a necesitar, pero absolutamente ningún plan que hice me funcionó.

La Patagonia es impredecible, el clima, las personas, hasta la suerte pueden definir tu destino, por ejemplo si pensaste llegar a un lugar “x” en 3 días, puede ser que ese día llueva o no consigas que nadie te lleve en su auto y llegues en 5 días, o que te atrape un lugar por su belleza y decidas quedarte unos días adicionales ahí. 

En la Patagonia nunca se sabe. Si tienes poco tiempo para recorrerla te recomiendo que no pienses en muchos destinos, anda a la aventura hasta donde te alcance el tiempo y disfruta.

Yo me demore 53 días en llegar hasta Ushuaia desde Santiago y me quede máximo 5 días en un solo lugar. No lo recorrí apurada pero tampoco conocí todo lo que hubiera querido. Hay tanto por conocer… pero lo bueno de eso es que tienes la excusa de regresar.

Extra: ¡Disfruta! La Patagonia es única

Una vez escuché que mochilear por la Patagonia es uno de los viajes que tienes que hacer por lo menos una vez en tu vida, y estoy de acuerdo. 

Hacerlo a dedo y con un bajísimo presupuesto de 250 000 pesos chilenos hizo que lo disfrute más, aparte que me he llenado de experiencias tan lindas. Nunca pensé conocer paisajes tan únicos y sorprendentes. Este viaje me ha cambiado por completo.

Les cuento que la temporada de verano es entre Diciembre hasta Marzo aproximadamente, el clima favorece y hay menos viento.

¿Te animas a hacerlo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *